Menú

Modelo Pedagógico Interestructurante

Relación Maestro Alumno

Vygostky en su teoría socio cultural enfatiza la importancia de la relación interpersonal (entre dos o más personas) que cooperan en una actividad conjunta, de la cual comparten el sentido y el significado, y gracias a la cual el conocimiento del partenaire más capaz (el maestro) pasa a formar parte del sistema cognitivo del otro participante (el aprendiz), menos conocedor del tema que ambos están tratando. Para que esta negociación conjunta de significado sea posible, el discurso instruccional y la actividad que el profesor plantea en el aula, deberían ayudar al alumno a dar sentido a la comunicación y al lenguaje utilizado, y a comprender el significado de las tareas que, conjuntamente, se llevan a cabo (Edwards y Mercer, 1987, citado en Monereo et al. , 1999).En resumen, para hablar de interactividad conjunta, construcción del conocimiento y aprendizaje, el maestro debe ayudar al alumno a tener una comprensión básica del sentido de la que se está discutiendo y negociando en el aula, y debe asegurarse de que su percepción del contexto educativo es compartida por el alumno, pues sólo de este modo le ayudará a acercarse a la comprensión y adquisición del contenido curricular objeto de aprendizaje(Monereo, Montserrat, Clariana, Palma, & Pérez, 1999).

Concepción de Aprendizaje

El aprendizaje es una experiencia social, donde el contexto es muy importante y el lenguaje juega un papel básico como proceso que ayuda a la construcción del mismo entre profesores y alumnos. Aprender significa aprender con otros. Es un proceso de negociación de significados, ya que no hay una realidad compartida de significados. Dado lo anterior, se podría decir que hay dos formar de relacionarse con la enseñanza y el aprendizaje: el aprendizaje profundo y el aprendizaje superficial. Desde el enfoque profundo, estudiante se centra en el significado, en la búsqueda del mismo, en la comprensión, se interesa por la tarea y valora el esfuerzo; mientras desde un enfoque superficial se potencia el esfuerzo mínimo, la escasa implicación en la tarea, y las actividades de predominancia memorística frente a la comprensión (Biggs, 2005). Un elemento crucial para el aprendizaje es la comunicación (Sanmartí, 2008).

Enseñaza

La finalidad más importante de todo proceso de enseñanza, es promover queel alumnado sean lo más autónomo posible, aprendiendo, es decir, siendo capaz de reconocer sus errores y encontrando caminos para superarlos (Nunziatti,1990, citado en Sanmarti, 2008).

Currículo

El diseño curricular se propone para el desarrollo de competencias transversales como específicas, es por eso que uno de los pilares del plan de estudio son los procesos de transversalización que están relacionados con los ejes de salud, formación ciudadana y educación ambiental, estos ejes son contenidos culturales relevantes y valiosos, necesarios para la vida y la convivencia, que configuran de manera especial el modelo de ciudadano que demanda cada sociedad, a través de una educación en valores que permita a los alumnos sensibilizarse y posicionarse ante los problemas, enjuiciarlos críticamente y actuar con un compromiso libremente asumido. Es necesario aclarar como lo señala Perrenoud (2006), las competencias deben ser transferidas a diversas situaciones, hay competencias que son específicas de acuerdo a la situación presentada, pero hay otras que son transversales, porque se puede movilizar en situaciones diversas.

Evaluación del Aprendizaje

La evaluación se caracteriza por ser un proceso en el cual se recoge información, se analiza y se emiten juicios y finalmente se toman decisiones. Uno de los postulados más importantes es señalar que del error se aprende. Desde esta postura se conciben dos modalidades de evaluación del aprendizaje, la evaluación formativa y la evaluación formadora. La primera tiene lugar durante el proceso de enseñanza aprendizaje el objetivo es identificar las dificultades y progresos de los estudiantes, para poder adaptar el proceso didáctico a las necesidades del aprendizaje del alumno. Tiene la finalidad de ser reguladora del aprendizaje y de la enseñanza. La evaluación formadora persigue la capacidad de cada alumnado de autorregularse: se caracteriza por promover que el estudiante regule: si se ha apropiado de objetivos de aprendizaje, si es capaz de anticipar y planifica adecuadamente las operaciones necesarias para llevar a cabo las tareas, si se ha apropiado de los criterios de evaluación ( Sanmartí, 2008).